Conozca las 7 determinaciones de la institucionalidad cruceña respecto al Censo 2022

Después de haber expresado su preocupación e incertidumbre respecto al Censo de Población y Vivienda 2022 previsto para el próximo 16 de noviembre, según el Decreto Supremo 4546, la institucionalidad cruceña se reunió este martes en la urbe oriental para abordar las incógnitas que hay en torno al censo impulsado por el Gobierno nacional.

En la comisión impulsora del censo se tomaron siete determinaciones que fueron avaladas por autoridades cruceñas de los tres niveles de Gobierno, el Comité pro Santa Cruz, la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) y otros colectivos de la sociedad civil. 

Sin embargo, las grandes ausencias fueron las de la ministra de Planificación, Gabriela Mendoza, y Humberto Arandia, director ejecutivo del Instituto Nacional de Estadística (INE), pese a que les fueron extendidas las respectivas invitaciones para que participen de la reunión, pero hasta las 11:00 de la mañana no se hicieron presentes.

La determinaciones asumidas son las siguientes:

1.- Se considera como un desaire al departamento cruceño el hecho de que las autoridades del INE y del Ministerio de Planificación no respondieran a la convocatoria realizada por la comisión, cuyo objetivo era conocer la ruta y las actividades del Censo 2022.

2.- Se determina delegar una representación de la comisión interinstitucional para que el viernes 18 de marzo se haga presente en La Paz y se reúna con el director del INE para que se brinde la información requerida sobre las actividades previas al censo.

Realizada o no la reunión, la comisión se volverá a reunir el lunes 21 de marzo en instalaciones de la Uagrm.

3.- Iniciar las actividades de la comisión técnica para realizar el seguimiento a la realización del censo, para que las labores censales se realicen teniendo los requerimientos correspondientes para tener información real y objetiva sobre los trabajos que exigen esta encuesta.

4.- Solicitar a la Brigada Parlamentaria Cruceña que se pida un informe a la ministra de Planificación y, si aplica, la interpelación correspondiente por incumplimiento de deberes, dado que el censo es prioridad nacional y debe realizarse en coordinación con las entidades territoriales autónomas.

5.- Se organice una comisión de movilización para, en caso que se reitere la negativa de recibir a la delegación de la comisión y durante el proceso no haya transparencia, se realicen las medidas de presión necesarias

6.- Iniciar una campaña de socialización para exponer la necesidad de la realización del Censo 2022.

7.- Todas las instituciones se comprometen a brindar el apoyo necesario para obtener y trabajar la información necesaria para un diseño censal pertinente.

El rector de la Uagrm, Vicente Cuéllar, resaltó que esta comisión no es partidista ni responde a intereses políticos, sino a un estricto interés nacional para lograr la realización del Censo de Población y Vivienda 2022.

Finalmente, el rector ofrece el apoyo a toda la población estudiantil, cerca de 115 mil, y de cerca de 2.000 mil docentes; además de logística e infraestructura de la universidad estatal (ciudad y provincias) al servicio del INE.

Recordemos que la UAGRM recibe actualmente recursos basada en una población de 60.000 estudiantes que data de hace 10 años, lo que le ha generado una pérdida económica de Bs 230 millones.

En medio de estos anuncios, el Gobierno nacional confirmó este martes, 15 de marzo, queel Censo de Población y Vivienda se realizará el 16 de noviembre del presente año, con el despliegue de 305.000 encuestadores. 

La próxima semana se inicia la etapa previa, con la actualización cartográfica, datos que serán levantados por 10.00 personas que serán contratadas para que entreguen esta información en el mes de julio.

Humberto Arandia, director ejecutivo del Instituto Nacional de Estadística (INE), informó que ya se tiene concluida la boleta censal, que fue revisada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y aún se afinan detalles concernientes al presupuesto que requerirá la movilización.

Fuente: El Deber