Conozca por qué Santa Cruz ya no será sede del Sudamericano Juvenil de Natación y en qué país se realizará

Las refacciones en la Villa Olímpica Abraham Telchi no finalizaron a tiempo. La sede será Lima, Perú. Rechazaron la posibilidad de hacerlo en Cochabamba, por la altura.

Las refacciones en la infraestructura en la Villa Olímpica Abraham Telchi no finalizarán a tiempo.

El campeonato Sudamericano Juvenil de Natación que debía realizarse del 31 de octubre al 14 de noviembre en Santa Cruz, cambió se sede a la Videna en Lima, Perú, debido a que las refacciones en la infraestructura en la Villa Olímpica Abraham Telchi no finalizarán a tiempo.

De momento las nuevas fechas para el Sudamericano es del 6 al 14 de noviembre, aunque aún falta la confirmación de la Confederación Sudamericana de Natación (Consanat).

“A la piscina le falta la instalación de gas para los calderos. En cuanto a equipamiento no tiene todos los sistemas de control electrónico, es decir, tablero, consolas, paneles para natación, la cancha de waterpolo, las bocinas bajo el agua para la natación artística, entre otros”, explicó el presidente de la Federación Boliviana de Natación (Febona), Pedro Cervantes.

Ante la imposibilidad de tener el escenario a tiempo la Febona, según contó Cervantes, se planteó tres opciones a la Consanat. La primera fue reprogramar hasta marzo de 2022 manteniendo la sede, la segunda cambiar de ciudad a Cochabamba y la tercer llevar a otro país.

“Las federaciones dijeron que iba a ser complicado postergarlo para marzo porque ya tenían todo planificado. En el aspecto técnico no veían conveniente cambiarlo porque todos se prepararon para competir en esas fechas y un cambio de cuatro o cinco meses significa un replanteo de su preparación, así que no aceptaron”, dijo Cervantes.

En cuanto a la posibilidad de la segunda propuesta de llevar a Cochabamba, según Cervantes las delegaciones aseguraron que el presupuesto se incrementaría por tener que llegar antes a la sede para aclimatarse a la altura, además que no hicieron ninguna preparación previa en altura, por lo tanto, no tendrían el desempeño esperado.

Con ese panorama y el ofrecimiento de Perú, se determinó el cambio de sede a Lima.