En septiembre se prevé devolución de aportes a trabajadores cesantes

Quedan excluidos los jubilados y quienes hubieran efectuado aportes desde diciembre de 2019 como dependientes del sector público.

Sin cambios, el pleno de la Cámara de Senadores sancionó la ‘Ley para la Devolución Parcial o Total de Aportes’ que establece de manera excepcional y por única vez la devolución de los ahorros de las cuentas personales previsionales del Sistema Integral de Pensiones de los asegurados para cubrir sus necesidades emergentes de la pandemia de covid-19. La norma, que solo beneficiará a las personas que estén desempleadas, fue remitida al Ejecutivo para su promulgación.

Como en anteriores oportunidades el Movimiento al Socialismo (MAS) no modificó la ley pese a las observaciones que realizaron los senadores opositores.

El jefe de bancada del MAS en el Senado, Luis Adolfo Flores, estima que en los primeros días de septiembre 1,4 millones de personas que no trabajan se beneficiarán con la devolución de sus ahorros de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). “Un universo de 900.000 -que son las que trabajan- no pueden beneficiarse”, anotó.

La devolución parcial o total de los aportes se hará en un solo desembolso previa solicitud del asegurado ante la AFP en la que se encuentre registrado. Según el artículo 6 de la norma se excluye de la devolución parcial o total de aportes a los asegurados que hubieran accedido o se encuentran en curso de adquisición de una Pensión de Vejez, Solidaria de Vejez, invalidez, pago o beneficio del Sistema Integral de Pensiones.

Quedan también excluidos los que perciben una remuneración del sector público o privado y quienes hubieran efectuado aportes desde diciembre de 2019 como dependientes del sector público.

La norma contempla que los afiliados a las AFP con un capital acumulado entre Bs 10.001 y 100.000 podrán retirar el 15% del mismo y los que tengan más de Bs 100.000, podrán retirar hasta Bs 15.000. Las personas de 50 años o más que tengan en sus cuentas individuales hasta Bs 10.000 podrán retirar el 100% de ese monto.

La devolución parcial o total de aportes se hará en un solo desembolso previa solicitud del asegurado a la AFP donde esté registrado

El beneficio alcanza a las personas que en este momento no tengan empleo formal. El Gobierno informó que en este momento hay 2.434.561 personas que aportan a las administradoras, pero se desconoce cuántas personas quedaron cesantes en esta pandemia.

De acuerdo con el senador oficialista William Tórrez, la sanción de la norma está orientada a la reactivación económica y productiva en un contexto nacional.

A juzgar por la economista y exgerente regional de la AFP Futuro de Bolivia, Kathia Vaca Díez, la crisis provocada por la pandemia creó una demanda social justificada exigiendo estos retiros. Sin embargo, cree que es importante saber si se realizó algún estudio técnico para verificar en qué medida la devolución de aportes no afecta la sostenibilidad del sistema a largo plazo y consecuentemente las pensiones para la jubilación.

Mencionó que el 60% de los $us 20.000 millones de ahorro de los fondos de pensiones se encuentra invertido en DPF de entidades financieras, lo que ha permitido créditos a largo plazo y a bajas tasas de interés. “Esta desinversión, sumada al diferimiento y periodo de gracia de los préstamos, pudiera comprometer la liquidez del sistema. Asimismo, la inversión se puede ver afectada y por lo tanto, el empleo; ya que los fondos de pensiones también financian la producción a través de la inversión en bonos de empresas”, dijo Vaca Díez.

Hace unas semanas, el economista Gonzalo Chávez, en su cuenta de Facebook, insinuó que quienes retiren parte de sus ahorros previsionales, a futuro deberán trabajar más o resignarse a recibir menos dinero cuando se jubilen.

Fuente: El Deber