Niña de siete años contrajo enfermedad de transmisión sexual “grave” al ser abusada por su padre

El abuso se descubrió cuando el progenitor de la menor la llevó a un centro de salud porque tenía fiebre, escalofríos y tos, a consecuencia de un cuadro de neumonía severa, desnutrición crónica y, anemia aguda, siendo internada por más de veinte días; tiempo donde se le realizaron varios estudios médicos, los resultados determinaron que había sido contagiada de una infección de transmisión sexual. El violador ya fue encarcelado con detención preventiva por la justicia.

El responsable de la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO), Pastor Flores, informó que el personal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) se constituyó en un centro de salud de la zona sur de la capital orureña para verificar el caso de una niña de siete años, quien se mantenía internada por más de veinte días en ese nosocomio; consecuencia de un cuadro muy delicado de salud, pero lo que más preocupaba al personal médico son los resultados de una serie de estudios médicos realizados que confirman que la menor fue contagiada de una enfermedad de transmisión sexual “grave”.

Agradecemos públicamente la disposición y compromiso del fiscal de distrito, Orlando Zapata, y la fiscal Katerine Rojas de la Fiscalía Especializada en Violencia Sexual, Trata de Personas y Justicia Penal Juvenil de Oruro, quienes dispusieron una acción directa que fue ejecutada con mucha certeza, por los agentes de la Dirección de Investigación Criminal (DIC) de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), que lograron la aprehensión del sindicado en inmediaciones del mismo centro de salud y lo pusieron a disposición del Ministerio Público, detallo Flores.

Investigación

Según un reporte preliminar de la DNA, la víctima de siete años es la menor de tres hermanos y son huérfanos de madre. Una sicóloga de la DNA, en medio de la investigación, entrevistó a la menor y ella misma contó que fue su padre quién abusó de ella

Las pesquisas dan cuenta que los abusos ocurrieron al interior de la vivienda ocupada por la familia, y el primer ataque se suscitó el 31 de octubre del pasado año (Halloween). 

El segundo ataque es más reciente, pero la menor no puede acordarse de una fecha exacta.

Detención Preventiva

El testimonio de la víctima, sumado a las pericias médico-legales, sicológicas, de entorno social y otras, hechas por la fiscal Katerine Rojas, fueron determinantes para que en audiencia de medidas cautelares un juez validara la responsabilidad del agresor de 33 años, remitiéndolo con detención preventiva por el lapso de tres meses el penal de San Pedro de Oruro, mientras el Ministerio Público colecta más evidencias para sustentar la acusación formal que permita una sentencia ejemplarizadora.

Fuente: El Deber